Blogia
rodilloxpress

Precariado

Un poco de aire fresco, texto extraido de global projet , yo precaria y tu?

Primero de Mayo, día de los trabajadores, las pancartas de los sindicatos exigen a los gobiernos europeos pleno empleo, sin embargo, millones de personas en toda Europa saben que pedir pleno empleo siguiendo el patrón del siglo XX ya no es una respuesta.

Saben que el trabajo no se reduce a la jornada laboral de ocho horas, o de dieciseis, o de... Saben que fuera de la ecuación del pleno empleo se quedan milllones de jóvenes que transitan el tiempo entre trabajo y no trabajo. Saben que fuera de la ecuación del pleno empleo se quedan millones de personas (Sobre todo mujeres) cuyos trabajos no se remuneran o simplemente, no se consideran trabajos- todo el trabajo domestico, todo el trabajo afectivo y de cuidados, todo el trabajo sexual.

Millones de personas ni siquiera son reconocidas como ciudadanos en la Europa fortaleza pero su fuerza de trabajo es explotada y la revindicación del pleno empleo no parece incluirlas, y mientras las fronteras exteriores de Europa se expanden hacia el este, miles de ciudadanos luchan cada día por afirmar su derecho a la vida y a la fuga. Producen riqueza pero se encuentran fuera del marco sindical.

Mientras la Europa de los grandes sindicatos defienden los restos de lo que queda de un contrato social obsoleto y las migajas de un estado del bienestar en coma irreversible, la Europa de los movimientos construye apuestas nuevas, experimenta con nuevas formas de hacer sindicalismo, busca nuevos sujetos de conflicto, abre debates sobre la producción de riqueza, sobre los sujetos de conflicto del siglo XXI, el precariado.

La afirmación del precariado como fuerza de conflicto sitúa el mismo tanto en el ámbito del trabajo como fuera del mismo. En el terreno de la renta y el consumo, en el terreno de las condiciones materiales de la existencia.

Todas las preguntas se encuentran abiertas y, por decirlo de alguna manera, el tablero de juego y conflicto se encuentra aún sin explorar. Así que no caigamos el lenguajes oxidados y respuestas de libro, hablar de conflicto es hablar de algo que se abre y despliega por el territorio y que está por inventar. El movimiento de movimientos ha construído un imaginario nuevo y nuevas maneras de artícular las luchas que se han demostrado de enorme potencia en las grandes citas, ese puede ser un buen lugar desde el que partir, pero también se encuentra con enormes encrucijadas, ¿cual es la solución a la cuestión de la precariedad? ¿Queremos un horizonte de empleo fijo? ¿queremos luchar por la afirmación del poder del estado como herramienta de mediación?

Las respuestas parecen estar en otra parte: Desde la revindicación del derecho a la existencia a través de una renta de ciudadanía, a la lucha por los derechos de las personas migrantes, a la materialización de derechos a través de la ocupación de edificios, transportes, etc. Desde la luchar por los derechos de las trabajadoras del sexo, a la revindicación de libre acceso a la cultura y la investigación a través de licencias abiertas y la lucha contra las patentes de Software, medicamentos, etc. Desde los conflictos concretos en el mercado de trabajo en el ámbito de producción y reproducción hasta las nuevas formas de autoorganización del trabajo o las redes de economía social, nuevas formas de experimentación en torno a una de las formas más clásicas de sindicalismo: la autoorganización de los sujetos productivos.

El MayDay es un experimento abierto, una herramienta de conflicto y de producción de un imaginario, un intento por buscar un común, no un modo de enfrentarse el sindicalismo del Siglo XX, sino una manera de superarlo en su incapacidad material para producir nuevos derechos para los trabajadores y las trabajadoras. Una manifestación descentralizada en el territorio Europa que tendrá sedes en Milán, Dublín y Barcelona. No una manifestación alternativa, ni un espacio definido por una identidad frente a otros (sindicatos radicales frente a sindicatos del poder, etc) Sino una manera de superar estériles discusiones y ponerse en marcha sin esperar a nadie.

¿Cual es tu guerra? ¿Cual es tu huelga? Únete a la arrolladora marea de alegría rebelde del Mayday

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres