Blogia
rodilloxpress

Idiosincrasia

Idiosincrasia

Cuando empeze en mi actual trabajo uno de mis jefes me invitó a comer y lo primero que hizo fue contarme la leyenda de la Campana de Huesca. No pude por menos que sentirme inquieta. El aviso era más que claro. Limitate a trabajar, no destaques, no propongas si no se te solcita, si propones ponlo en boca de otro, que no se te vea.

La enseñanza de la leyenda no es otra que la que Baltasar Gracian relaciona en su libro Oráculo Manual y Arte de la Prudencia. Obra expiatoria plagada de consejos para evitar a otros lo que el autor sufrió en sus propias carnes, la constante crítica y demolición de postulados.

El manual que ha sido entendido como un auténtico libro de cabecera para sobrevivir en el mundo ejecutivo y a la vista de su biografía fue un compendio de lo que hay que hacer y él no consiguio.  Acallar propuestas, camuflar idea brillantes y evitar el palo. Era aragonés, vivió en Huesca largo tiempo, terminó repudiado en Graus por no cumplir sus propios consejos.

Consejos que una persona inquieta, polifacética y brillante difilmente podía cumplir, hubiera sido renunciar a su propia esencia como persona.

Para otros, en los tiempos actuales, ha quedado la opción de la diáspora.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Guillermo -

Acepto completamente tus razonamientos. Me parece que llegamos a un punto más cercano... De todas maneras, mi punto de vista está condicionado por mi pertenencia a unos de esos gremios en los que (como la enseñanza, por poner un ejemplo) ya hay mayoría de mujeres en casi todos los niveles, y en pocos años, en todos. Pienso que la mejora es evidente pero muchas veces ni ellas mismas se lo creen o lo valoran.

bio -

Totalmente de acuerdo, pero, siempre hay un pero es necesaria mucha generosidad para entender un montón de situaciones. No estoy hablando de extremos, si no que cuando una mujer se queja de trato digamos poco igualitario generalmente es que está harta. Y te lo dice una aprisionada entre el suelo pegajoso y el techo de cristal. Es una desgaste contínuo importante en cuestiones a veces tan sutiles que cuando las dices en voz alta sueles encontrar poco apoyo y mucho ...exageradaqueres. Solo un ejemplo: reunión hombres y una mujer, siempre hay uno que pierde el nervio y acaba con el chistecito de marras. Ya se ya se...pues las tias cuando os juntais. Ya.
El cambio es importante, y dificultoso y con una necesidad de autoanálisis que va más allá de las cuestiones consideradas a día de hoy políticamente correctas (reparto de tareas, que yo personalmente que al final es un tema de pasta; cuotas paritarias...etc).
Un buen libro para este tema es ¿Que quieren las mujeres? de la editorial horas y horas. Y quizás todo esté mucho más imbricado con el concepto de dependencia (que no tiene por que se obligatoriamente negativo).

Guillermo -

Y encima me riñes. Buaaaaaaa. Snif, snif. Me recupero. A la contra: ¿y no te parece que hay muchas/demasiadas (no es tu caso, seguro) que exigen un "nuevo hombre" para unas cosas pero luego reclaman el "hombre-hombre" para otras? Y no me refiero al sexo, que también, sino a cuestiones tan prosaicas como: "tú también puedes cambiarle los pañales a la nena" y a la vez "uf, eso del banco hazlo tú que no entiendo". Si trasladamos esa actitud a asuntos más importantes como la conciliación de la vida familiar y laboral, las responsabilidades en casa, en la empresa, en la política, la disposición ante los proyectos vitales de cada miembro de la pareja heterosexual o incluso homosexual si hay reparto de roles, nos quedará una situación algo comprometida para todos/as. Probablemente, esto que te cuento y más que puedes añadir no es otra cosa que el síntoma del cambio que se está produciendo y que implica una crisis de esquemas anteriores. Por tanto, se mueve y esta generación no llegará a culminar ese cambio, pero se hará, sin duda, se hará. Creo.

bio -

(carraspeo...hago un par de torsiones con el cuello para encajarlo...y a la faena)...veamos...no soy para nada partidaria del feminismo victimista...quizás porque a diario pasaría a unas cuantas compañeras por algún correctivo por ser mujeres tan mujeres...pero...también es casualidad que cada vez que le digo a un chico "concienciado" que lea algún artículo de Bonino...reacciona a la defensiva...
...es jodio ser culpables...y nadie lo queremos...lo entiendo...pero no me negaras que en general en vuestras manos han estado y están las posibilidades de cambio legislativo, las reglamentaciones en materia de jornada laboral y tiempos...etc etc...
...las tareas feminizadas...y no nos andemos con tonterias...son en general molestas y empreñantes...y nos encantaría a todos/as escaquearnos...cuidar de una criatura puede ser fantastico...pero ir al médico, cambiarle, reprenderle...es un peñazo...
...cierto que también sois victimas...y precisamente por eso te recomendé a Bonino...el habla de desconstrucción masculina...lo que en sus conferencia denomina propiar el hombre poco hombre...no es agradable desconstruirse...es algo que a casi todas...por lo menos a las que hemos intentando indagar a que venian tantos ...no te enteras...nos ha tocado tragarnos muchos pildorazos...incluido el de la propia culpabilidad de la perpetuación de roles, que es jorobao...
...asín que...compañero...ánimo...pero...como también izia mi agüela...el que se pica...ajos come...

Guillermo -

Ya lo icía mi agüela: ¡qué mal está todo y lo que se pué poner de peor!
He leído "Obstáculos y resistencias masculinas..." y me parece que está escrito culpando al hombre de la desigualdad y responsabiizándolo de oponerse a la igualdad conscientemente. Sencillamente no estoy de acuerdo: la desigualdad es un producto de siglos de biología, sociología, educación y religión que sólo se puede desmontar actuando sobre esos factores (menos la bilogía, pienso) entre todos/as. El hombre también es víctima y las mujeres también son culpables de que persistan esas circunstancias. ¿O crees que es fácil dejar de ser el patriarca, como queremos muchos, cuando a la vez se te exige que lo sigas siendo en muchos aspectos?
La igualdad avanza despacio porque hay hombres que se resisten pero también porque hay muchas mujeres que son igualitarias de boquilla y en cuanto pueden, utilizan su supuesta condición de sexo débil para escabullirse. Perdona lo pedestre de los argumentos pero por cada hembra concienciada hay una hembra falsa (y claro por cada hombre concienciado hay tres que no)
Disculpa que sea tan pedestre.

bio -

jejeje...me gusta jugar al "pin-pon"...artículo leido de la línea oficialista...yo te recomiendo que leas el libro "Nuevas Masculinidades" y en concreto el artículo de Luis Bonino...o los derivados de este enlace...http://www.luisbonino.com/PUBLI01.asp...a mi es que lo de los siglos de...uffff...y bastante tenemos las mujeres encima...y algunas ya nos vale con sobrevivir...con aún encima tener la responsabilidad de cambiar el mundo...y encima hacerlo en un siglo...uffffffff...si vosotros llevais XX y no hay manera....uffffff me canso solo de pensarlo

Guillermo -

De acuerdo. No puede tener perspectiva femenina por razones obvias, aunque trato de empatizar, levantar la vista, generalizar. Y creo que la próxima revolución la harán las mujeres pero no sólo por la igualdad, sino para todos/as. Te recomiendo este artículo que salió en "El País": http://www.redfeminista.org/noticia.asp?id=3871

bio -

el ansia de cambio es una necesidad humana, que nos acerca a nuestra esencia y nos hace sensibles a la injustiacia...nos hace más personas...perooooooo...como soy mujer...la historia me ha hecho ser cauta...la revolución francese constituyó un importante avance...perooooooo....existío una mujer llamada Olympe de Gouges...de la que te recomiendo leer su bibliografía...lo lamento Guillermo la revolución francesa fue un fracaso desde el punto de vista de los derechos de la mujeres...la historia nos ha enseñado mucho sobre la cautela ante las grandes revoluciones...

Guillermo -

O la opción del blog anónimo... Para ser de Zaragoza, has captado la "indiosincrasia" de primera. Dudo algo más de la referencia a Gracián. Mira que en esas épocas había una gente... Maquiavelo vivió sólo algunas décadas antes. Y dudo aún más del pesimismo: la Ilustración (contemporánea de Gracián) dio lugar al despotismo ilustrado de entrada, pero también a la Revolución y a la Declaración de Derechos del Hombre (y la mujer) de la que aún vivimos. ¿No te parece que con todos los matices estamos ahora viviendo en Huesca un "despotismo ilustrado" y que el camino puede ser...? Uf, esta vez, por favor, sin guillotina y sin guerras... ¡A blogazos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres