Blogia
rodilloxpress

Soy tu almorrana

Durante algún tiempo pensé que no existias, que no eras, que mis palabras quedaban suspendidas en esa cosa para mi inexplicable que son los bit. Mi analfabetismo bloguero disminuyó en una coca-cola a ciegas de un sábado por la tarde, cuando descubrí que había medios para saber de tu existencia. Ese html cuya cifra no me interesa por records, número, ni veces. Tan solo porque me perimitió saber que existen unos ojos silencios que leen, los tuyos, los suyos. Me permitió saber de la existencia de ese otro estómago, que es el tuyo.

Querido par de silenciosos ojos, tras los que se esconde un precioso cerebro y sobre todo un estomago que siente, vive, salta, se enamora, se rebela, adelanta por la derecha y decide ser a su aire. No tengo hoy mucho que decir, tan sólo que espero que en el año que ya está aquí, seas más estomacal que nunca. Que la piel deje aparecer esas visceras tan tuyas, tan tú.

Y que mientras tanto, como me sufres en silencio, yo soy tu almorrana.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres